Carmelo Anthony: El ídolo de los Knicks

Hubo un momento, en la historia de la NBA, en el que una persona fue comparada con Kobe Bryant; además, dicha persona sorprendió a más de uno, con su talento como alero, hablamos del gran: Carmelo Anthony.

Nacido en Brooklyn, Nueva York, un 29 de Mayo de 1984, Carmelo tiene ascendencia puertorriqueña, y desde temprana edad, se interesó en el baloncesto, resaltando dentro del equipo de la preparatoria Towson Catholic.

Gracias a su promedio de 14 puntos, 5 rebotes, cuatro asistencias y dos robos por partido,  durante la temporada de 1999, comenzó a llamar la atención de distintas universidades de la Costa Este de los Estados Unidos. Finalmente, se decidió por la Universidad de Siracusa.

Su llegada a esta universidad, suscitó un gran revuelo ya que, desde hacía varias décadas, esta escuela no contaba con una estrella del calibre de Carmelo. Al finalizar su primera temporada como universitario, fue nombrado Jugador Más Destacado y algunas semanas después, le comunicó a su entrenador que quería abandonar la universidad para presentarse al Draft de la NBA.

New York Knicks v Denver Nuggets

En 2003, Melo fue elegido por los Nuggets de Denver –equipo que comenzaba a ganarse un lugar entre los mejores de la liga, y con quienes alcanzó los playoffs en siete temporadas consecutivas– convirtiéndose en una de las más grandes figuras dentro del plantel; durante la temporada 2010–2011, los rumores de un posible fichaje de Anthony, por los Knicks de Nueva York, cada vez se hacían más fuertes, hasta que se convirtió en una realidad, que lleno de euforia a los aficionados del equipo neoyorquino.

Durante su primera temporada en Nueva York, las lesiones no le permitieron jugar a su máximo nivel, pero aun así, le alcanzó para ser elegido dentro del tercer mejor quinteto de la NBA.

En varias ocasiones, ha sido elegido como Jugador de la Semana, en la Conferencia Este y además, es uno de los pocos jugadores que ha conseguido anotar más de 40 puntos en tres partidos consecutivos, con más del 60% de acierto en el lanzamiento, logro que sólo habían conseguido Michael Jordan y Bernard King.

En 2013, consiguió consagrarse como el Máximo Anotador de la NBA, promediando 28.7 puntos por partido, y era un fuerte candidato para llevarse el título de MVP, aunque finalmente, no lo consiguió.

A pesar de brillar individualmente, Carmelo no ha conseguido coronarse como campeón de la NBA, ni alcanzar el logro máximo como MVP. Aunque, con su selección, ha sobresalido, siendo el primer jugador en la historia, en ganar tres medallas de oro consecutivas, y, además, en 2016, se convirtió en el máximo anotador de la Selección estadounidense.

Sin duda, Carmelo Anthony se ha ganado un lugar dentro de la élite del baloncesto profesional; estamos hablando de un campeón que ha merecido ganar todo, y que ha brillado, sobre todas las cosas, por su sencillez.

@BalonesYMujeres

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s