Una pareja en ascenso

Badía Bonilla y Mauricio López son un matrimonio mexicano y además son montañistas profesionales; juntos han creado el proyecto llamado “Una Pareja en Ascenso”, con el cual planean conquistar los 8 mil 611 metros que conforman el K2, la segunda montaña más alta de la Tierra, detrás del monte Everest.

En caso de alcanzar su meta, Badía se convertiría en la primera mujer americana y la primera mexicana en conseguirlo. En Junio de 2010 comenzaron su viaje para conquistar la que es conocida como “la montaña salvaje”, ya que, a diferencia del Everest, el K2 no cuenta con rutas sencillas, y el clima es mucho más impredecible y violento.

Durante 2016, esta pareja intentó subir esta montaña, ubicada en Pakistán, aunque lamentablemente no tuvieron suerte. Mauricio y Badía se vieron obligados a descender debido a que detectaron el riesgo de una avalancha, lo cual sucedió.

montaña1

Para subir esta montaña, la pareja tiene que acercarse al K2 mediante un recorrido terrestre de 920 kilómetros, siguiendo la carretera “Karakoram Highway”; posteriormente tienen que caminar 95 kilómetros hasta el pueblo de Askole, en donde se encuentra el campamento base del K2.

Dicho campamento base se encuentra a cinco mil metros sobre el nivel del mar, lo cual permite a los montañistas comenzar con un proceso de aclimatación, para posteriormente moverse al Campo 1 (6 mil metros sobre el nivel del mar); Campo 2 (6,700 metros); Campo 3 (7,450 metros) y Campo 4 (8 mil metros).

Otro de los retos que deben superar con cada expedición, es la preparación física. Para alcanzar un nivel físico óptimo, ellos se preparan con medicina hiperbárica, para así preparar su sistema circulatorio y mejorar su rendimiento deportivo. Además de esto, ambos trabajan en el gimnasio, llevan a cabo carreras de larga distancia y siguen un régimen alimenticio bastante estricto.

montaña2

Mauricio declaró que la parte más complicada del alpinismo es la económica, debido que las expediciones internacionales cobran hasta 52 mil dólares, eso sin incluir el equipaje y los permisos para escalar. Por ejemplo, el mismo Mauricio dijo que el precio del permiso para subir al Everest cuesta 11 mil dólares.

Gracias a la pasión que los une a este deporte, Badía y Mauricio decidieron crear la fundación “Pies de Altura a Favor de los Niños”, organización que les da la oportunidad de ayudar a otras personas, además de que les da un motivo más para seguir escalando.

Con cada pie de altura que van escalando, esta pareja dona una cantidad, para niños en situación de riesgo o situación vulnerable.

A pesar de que en México el alpinismo es un deporte poco practicado, esta pareja nos ha demostrado que tras 17 años de experiencia, su nombre se quedará para siempre en la historia del deporte.

@BalonesYMujeres

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s