Las olimpiadas racistas

En 1931, el comité olímpico buscaba la sede para sus próximos juegos de verano, y escogió a Berlín como sede de las olimpiadas de Verano de 1936. Esto significó el regreso de Alemania a la comunidad internacional, tras su aislamiento después de la Primera Guerra Mundial.

Imagen1

Dos años después, Adolf Hitler, líder del partido nazi, asumió el cargo de canciller de Alemania y rápidamente transformó la democracia del país a una dictadura unipartidista que persiguió a judíos, romaníes, todos los oponentes al partido y otros.

En agosto de 1936, el régimen nazi intentó camuflar sus violentas políticas racistas mientras auspiciaba las Olimpiadas de Verano. Se retiraron temporalmente la mayoría  de los letreros antisemitas y los periódicos moderaron su dura retórica. Fue de esta manera que el régimen aprovechó los Juegos Olímpicos para presentar a los espectadores y periodistas internacionales, una falsa imagen de una Alemania tolerante y pacífica.

Imagen2

Entre los preparativos que realizaron los nazis para las Olimpiadas, estuvo la enorme construcción de un complejo deportivo, banderas olímpicas, esvásticas que adornaban los monumentos y las casas de Berlín. La mayoría de los turistas ignoraban que el régimen nazi había retirado temporalmente los letreros antisemitas.

El primero de agosto de 1936, Hitler inauguró la 11a. edición de las Olimpiadas, 49 delegaciones de atletas de todo el mundo compitieron en las Olimpiadas de Berlín, más que en cualquier otra olimpiada anterior.

Alemania salió victoriosa de la 11a. edición de las olimpiadas, sus atletas se adueñaron de la mayoría de las medallas, y la hospitalidad y capacidad organizativa alemana, se llevaron todos los elogios de los visitantes.

Imagen3

Al concluir los Juegos Olímpicos, se aceleraron las políticas expansionistas de Alemania y la persecusión de los judíos. Dos días después de finalizadas las Olimpíadas, el capitán Wolfgang Fürstner, director de la Villa Olímpica, se suicidó luego de que fuera dado de baja del servicio militar, debido a su ascendencia judía.

Alemania Invadió Polonia el 1 de septiembre de 1939, a solo tres años de las Olimpiadas, y el ‘’pacífico’’ anfitrión de los Juegos Olímpicos, desató la segunda guerra mundial.

@BalonesYMujeres

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s