Joe Montana: El inmortal de la NFL

Dentro del mundo del fútbol americano, muchas veces nos encontramos con grandes jugadores, quienes posteriormente se convierten en ídolos. Entre tantos que aspiran a convertirse en jugadores profesionales, sólo unos pocos logran pasar a la historia, un gran ejemplo de esto es el mejor mariscal de campo que ha existido, ¿su nombre?: Joseph Clifford Montana Jr.

Mejor conocido como Joe Montana, la estrella e ídolo de los 49’s de San Francisco, comenzó su camino dentro del deporte, desde que contaba con apenas ocho años de edad. De niño, Joe jugaba fútbol americano, béisbol y baloncesto; era tan talentoso que la Universidad Estatal de Carolina del Norte le ofreció una beca para que se uniera a la institución y entrara al equipo de baloncesto, pero Montana no aceptó, ya que estaba decidido a buscar el sueño de convertirse en jugador de fútbol americano profesional.

ImagenJoeMontana3

Durante sus años de preparatoria, Joe se desempeñó como quarterback con los Rams de Ringgold. Poco a poco se ganó la confianza de sus compañeros y entrenadores, al grado de que se convirtió en el líder del equipo y fue nombrado All American, en su último año.

Posteriormente, llegó el momento que tanto había esperado, ya que la Universidad de Notre Dame se interesó en él y le ofreció matricularlo. Así fue como Montana se destacó y lideró a Notre Dame, ganando el título nacional NCCA.

En 1979, fue elegido, durante la tercera ronda del draft por los 49’s de San Francisco, equipo que se convertiría en su familia, ya que pasó 13 temporadas como su gran líder. Con San Francisco, Montana ganó cuatro de los cinco Superbowls que presume la franquicia, además, fue nombrado jugador más valioso del Superbowl, en tres ocasiones.

Joe era conocido –sobre todas las cosas– por saber cómo jugar bajo presión, además, sabía esquivar a sus oponentes, tenía agallas y era un jugador que disfrutaba de tomar riesgos. A lo largo de sus 14 temporadas como profesional, logró completar 3,409 de 5,391 pases, para 40,551 yardas; logró 273 anotaciones y apenas 139 intercepciones.

ImagenJoeMontana2

En 1990 fue nombrado Mejor Deportista del Año, además de que, en el 2000, ingresó al Salón de la Fama. Gracias a todos sus logros, es calificado como el mejor mariscal de campo de todos los tiempos, y el cuarto mejor jugador de la historia.

Y por si esto fuera poco, se encuentra dentro de la lista de los atletas más grandes del siglo XXI. Un dato curioso es que, el cineasta Oliver Stone, decidió nombrar a uno de los personajes más icónicos de la historia del cine, en honor a Joe: Tony Montana, de la cinta Scarface.

Para finalizar su carrera, Montana decidió emigrar, del que fue su hogar por tanto tiempo. Fue recibido por los Jefes de Kansas City, equipo en el que terminó su carrera como profesional, en 1994.

Actualmente, Joe Montana es recordado de tal manera que, hasta las generaciones más jóvenes, conocen su trayectoria, lo que nos habla de la gran época que fue marcada por el talento y la habilidad de “The Golden Great”. Sin duda, su legado se quedará con los amantes del deporte por muchos años más.

@BalonesYMujeres

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s