Los Ultras, una plaga en el fútbol

Recientemente han aumentado los actos violentos, los cuales toman como justificación una pasión inexistente hacia el fútbol. Los grupos que protagonizan estos actos vandálicos están conformados por “hinchas” agresivos, que utilizan como pretexto el amor hacia un equipo de fútbol, para así agredir y violentar.

Los Ultras, Hooligans o Barras Bravas –como se les conoce en Latinoamérica– se han convertido en un gran problema para los propios equipos y para los gobiernos, ya que en los últimos años se ha vuelto una tarea casi imposible el controlarlos.

Estos grupos se caracterizan por congeniar con creencias políticas extremistas, ya sea que apoyan a la extrema derecha –utilizando símbolos fascistas– a una extrema izquierda, o se consideren a sí mismos anarquistas y ajenos a cualquier forma de gobierno. Se dice que el origen de este tipo de “aficiones” se dio en 1898, en Inglaterra, con los famosos Hooligans ingleses como protagonistas.

ImagenUltras3

Posteriormente, en la década de los sesenta, este tipo de grupos comenzaron a ganar protagonismo y seguidores en toda Europa; en países como Italia, Grecia y Rusia. Muchos clubes, ya han roto cualquier lazo oficial, que los pudiera relacionar con los grupos ultras.

Los Ultras se han hecho presentes en varios eventos de talla internacional, como los Mundiales de Francia 1998 y de Alemania 2006; igual que en las Eurocopas celebradas en 2000, 2004, 2008 y 2012.

ImagenUltras1

Lo que es aún peor, es que este tipo de comportamiento se ha extendido fuera de Europa, alcanzando a Latinoamérica; varias aficiones de clubes en Argentina, México, Chile y Brasil, han optado por seguir este modelo de conducta, afectando grandes torneos, como la Copa Libertadores.

Muchas veces se les ha cuestionado a las directivas, la falta de medidas para evitar que estos grupos extremistas causen daños, aunque las mismas organizaciones deportivas han aclarado que el problema está fuera de su alcance, ya que las Barras Bravas han ganado un gran poder económico, gracias a que manejan dinero y entradas para los partidos, lo cual los hace perder control sobre la mayoría de sus actos.

Es terrible ver que un deporte tan hermoso como el fútbol, se vea manchado por personas que dicen ser aficionados, pero que sólo utilizan el deporte para expresar su enojo con el gobierno, o su inconformidad con la vida.

La FIFAUEFA y la CONMEBOL, son las organizaciones que han optado por castigar a los clubes y a sus aficionados, en el momento en el que situaciones violentas se lleven a cabo; los castigos van desde sanciones económicas, hasta jugar cierto número de partidos a puerta cerrada, o puede llevar al club o equipo implicado, a ser descalificado del torneo donde se registren los actos violentos.

@BalonesyMujeres

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s