Finales de infarto: UEFA Champions League

Llego el día de hablar de mi torneo favorito, el campeonato más importante de Europa, en el que solo los mejores clubes pueden participar. Lo mejor de la Champions League (Liga de Campeones de Europa), es que todo puede pasar, nunca se puede declarar a un campeón por adelantado, ya que lo que parece lógico, no tiene importancia alguna, cuando  lo menos pensado sucede. Todo el mundo se paraliza cuando llega la final de este torneo, y se espera con expectativa el partido más importante dentro del año futbolístico.

Por estas razones, el día de hoy les quiero compartir las que –en mi opinión– han sido las finales de Champions League más cardiacas y llenas de emoción.

AC Milan vs Liverpool FC

La final del 2005 es conocida como “El milagro de Estambul”, por que literalmente fue un milagro, el equipo inglés se fue al medio tiempo perdiendo 3 goles a 0, con la guardia totalmente baja; pero lo que sucedió durante el segundo tiempo fue una de las mejores remontadas de la historia, con goles de Steven Gerrard, Xabi Alonso y Vladimír Smicer los ingleses alcanzaron el alargue, y se coronaron después de la tanda de penales.

Bayern Múnich vs Valencia CF

Durante la temporada 2000-2001, no existía un favorito entre los dos equipos que llegaron a la instancia final, ambos demostraron muy buen fútbol y habían derrotado a los equipos más poderosos. Pero, ¿qué hizo de este partido algo para recordar?

A escasos tres minutos de juego, el Valencia convirtió su primer gol por la vía penal, pero los alemanes convirtieron un gol de la misma forma minutos después. Esta situación provocó que el campeonato tuviera que definirse en los penales, los cuales llevaron a la muerte súbita, siendo Oliver Kahn el héroe de este partido, al tapar el disparo de Mauricio Pellegrino, acción que le dio la corona al club alemán.

Chelsea FC vs Manchester United FC

Una final cardíaca la que vivimos en el 2008, cuando los clubes ingleses dominaban Europa, y dos grandes de la Premier League (Liga Inglesa) se enfrentaron en condiciones muy parejas. El actual jugador del Real Madrid, Cristiano Ronaldo, brillaba en ese momento con los Red Devils, y abrió el marcador con un cabezazo que el portero de los blues Petr Čech no pudo detener. Pasó el tiempo y un histórico del fútbol inglés igualó las cosas: Frank Lampard superó la defensa del Manchester y mandó el balón al fondo.

Así llegaron a la tanda de penales, la cual se definió por una falla del capitán del Chelsea, John Terry, y por una gran salvada de Edwin van der Sar, con esto, el Manchester se llevó el partido y el entonces director técnico Alex Ferguson pudo levantar su segunda copa de Europa.

@BalonesyMujeres

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s