LeBron James: Una leyenda viviente

He escuchado una famosa frase que dice: Me gusta la crítica, te hace más fuerte”; esta frase la hizo célebre uno de los referentes más grandes que tiene el baloncesto a nivel mundial, y encaja perfectamente con la personalidad de su autor: LeBron James.

James se ha convertido en uno de los deportistas más mediáticos de nuestra época, el nuevo Jordan es como le llaman algunas personas, pero LeBron llegó para escribir su propia historia, y para diferenciarse de todos los que estuvieron antes que él.

Nació en Akron, Ohio, en 1984; fue criado sólo por su madre, quien lo tuvo cuando apenas tenía 16 años. LeBron logró alejarse de problemas al enfocarse en jugar baloncesto, desde que era muy pequeño; día a día se esforzaba para ser mejor y desde aquella época se le veía un futuro prometedor.

En cuanto entró a la preparatoria, sobresalió por su innegable talento y jugó tres años con los Irish de Akron. Con apenas 18 años fue seleccionado en primer lugar, durante el draft de 2004, su próximo equipo serían los Cavaliers de Cleveland. Su primer año en la NBA fue muy bueno, fue seleccionado como Rookie (novato) del año y comenzó a llamar la atención por todas sus habilidades.

Sus 2.03 metros de estatura, su dominio de balón, visión de juego y agilidad, lo hacen destacar ante sus rivales, su posición natural es la de alero, pero es un jugador tan versátil, que puede acomodarse en varias posiciones.

A lo largo de su carrera ha sido nombrado MVP (Mejor jugador) en más de una ocasión. Pero así como ha pasado por momentos muy buenos, también ha sido blanco de un sinnúmero de críticas, ya que lo tachan de egoísta y en extremo ambicioso. Lo cierto es que El Rey James no ha logrado ganarse a una parte de la afición, gracias a estos señalamientos.

Aunque al final del día, lo que a LeBron le importa, es saber que dio el máximo y que está un paso más cerca de conquistar muchos más títulos. Ha sido el jugador más joven en alcanzar los 25,000 puntos.

Entre sus logros se encuentran, dos anillos de campeonato, los cuales ganó mientras jugaba con el Miami Heat en 2012 y 2013; fue campeón olímpico con la selección de Estados Unidos, en 2008 y 2012.

Pero el ámbito deportivo no es el único en el que destaca El Rey; tiene contratos millonarios con grandes marcas, como Nike; ha conducido programas, ha actuado, y hasta intentó cantar en varias ocasiones.

Amado u odiado, LeBron James nos demuestra que no importan los obstáculos que se nos presenten a lo largo del camino, lo importante es aprender de ellos y seguir adelante, porque el éxito sólo se alcanza con perseverancia.

@BalonesyMujeres

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s