Zlatan: ¿Salvador o demonio?

¿Existirá alguna persona en este mundo, que sea aficionada al fútbol y no conozca a Zlatan Ibrahimović?

Sinceramente no lo creo, el sueco ha sido uno de los jugadores que han marcado época –se ha puesto a la par de Cristiano Ronaldo y Lionel Messi– ya sea con su magia a la hora de tocar el balón, o por lo controversial que resulta su forma de ser y sus declaraciones ante la prensa. Lo que no podemos dejar de reconocer es que es un líder nato, que sabe guiar a su equipo hacia el triunfo.

Nació en Suecia un 3 de octubre de 1981, y desde pequeño aprendió lo que significa enfrentarse a las cosas solo; sus padres se divorciaron cuando apenas tenía dos años de edad, evento que lo marcó para toda la vida. Muchas personas dudaban de que tuviera habilidad para jugar fútbol, ya que era muy alto y delgado; tantas eran las dudas, que comenzó jugando en el equipo de su barrio, ocupando el lugar de portero.

Pocos saben que el padre de Zlatan era alcohólico, razón por la que el delantero admite haberse emborrachado, sólo dos veces en su vida. La situación tan complicada dentro de su casa, lo motivó para expandir sus horizontes y buscar su sueño de jugar fútbol, de forma profesional.

Su primer equipo fue el Ajax, y desde sus inicios presentó algunas exigencias, ya que pidió al equipo que le diera un Mercedes Benz en cuanto llegara a Holanda. Durante esta época, finalmente terminó de formarse físicamente –mide 1.95–  ayudándolo a explotar todo su talento y su potencial. Un dato curioso, es que Zlatan practica otros deportes como el Tae Kwon Do, donde es cinta negra, esto ha levantado algunas críticas, ya que ha llegado a exponer dichas habilidades dentro del terreno de juego.

Aunque él mismo reconoce que su mejor etapa la vivió con el Inter de Milán, bajo las órdenes de José Mourinho, donde alcanzó el punto más alto de su carrera, anotando 25 goles. Poco después llegaría uno de sus grandes sueños: durante 2009, el Barcelona lo contrató por casi 70 millones de euros, situación que levantó gran expectativa a nivel mundial.

Fue en esta época, cuando uno de los grandes escándalos en la vida del sueco explotó; Zlatan no terminaba de acoplarse a su nuevo club y comenzaron los rumores acerca de su mala relación con sus compañeros y con el ex técnico del Barça, Pep Guardiola. Calificó al club catalán de ser un “colegio”, y declaró que le sorprendió ver que los mejores futbolistas del mundo bajaban la cabeza ante las órdenes de Guardiola, un personaje con el que nunca simpatizó, y a quien culpó de arruinar sus sueños de triunfar en España.

Tan intensa fue su molestia, que llamó a su agente y le dijo que si no lo sacaba de ahí, iba  terminar golpeando a Guardiola frente a la prensa.

En 2010 fue cedido al AC Milan, con quienes retomó su nivel, ganando el campeonato italiano y el título de goleador. En 2012 llegó al Paris Saint Germain, equipo que desembolsó más de veinte millones de euros por él.

Con el PSG ha sido una historia distinta, se ha convertido en tricampeón de Francia, además de que es el líder e ídolo de la escuadra parisina. Se rumorea que su próximo destino se encuentra en Estados Unidos, eso solo lo sabe Zlatan, con su irreverencia y rebeldía nos podría sorprender.

El título que le falta conquistar es el de UEFA Champions League, competición que le ha quitado el sueño por mucho tiempo; esa es la razón por la que podría quedarse en Europa por otro año aunque, a fin de cuentas, como dice el famoso dicho futbolero: “Zlatan no pierde la Champions, la Champions pierde a Zlatan”.

@BalonesyMujeres

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s