Las olimpiadas racistas

En 1931, el comité olímpico buscaba la sede para sus próximos juegos de verano, y escogió a Berlín como sede de las olimpiadas de Verano de 1936. Esto significó el regreso de Alemania a la comunidad internacional, tras su aislamiento después de la Primera Guerra Mundial. Dos años después, Adolf Hitler, líder del partido nazi,…