La dinastía Manning: ¿La familia más importante en la NFL?

El amor por el deporte es algo que se hereda y que se transmite de generación en generación. Por esta razón, quiero compartirles la historia de una de las familias más importantes dentro del mundo deportivo: Los Manning.

Es común escuchar a todos los aficionados al fútbol americano, hablar acerca de las dos estrellas de la familia: Peyton e Eli. Aunque vale la pena recordar que su padre, Archie, fue el primer Manning que brilló dentro del fútbol americano, a nivel colegial y profesional.

Archie Manning fue quien marcó muchos récords mientras jugaba como mariscal de campo para la Universidad de Ole Miss; posteriormente logró jugar a nivel profesional de 1971 a 1984, formando parte de equipos como los Santos de Nueva Orleans –con quienes pasó sus mejores años–, los Petroleros de Houston y los Vikingos de Minnesotta. A pesar de que nunca alcanzó el mismo nivel que tenía cuando jugaba en la universidad, Archie logró inculcarles a sus hijos el amor hacia el deporte.

ImagenManning

Cooper, el mayor de los hermanos Manning, siempre se mostró abierto a practicar cualquier deporte; él y su hermano Peyton, competían en todo momento para superar al otro, lo cual los llevó a jugar juntos durante la preparatoria. Cooper decidió jugar como receptor, mientras que Peyton tomó la decisión de seguir los pasos de su padre y entrenarse para ser un gran quarterback.

Los hermanos formaron una dupla de miedo, ya que durante el tiempo en el que jugaron juntos, fallaron sólo un pase. Pero la alegría no les duraría por mucho tiempo, esto debido a que Cooper comenzó a sentir molestias en los pies y manos; fue diagnosticado con Estenosis Espinal (un estrechamiento de la columna), a los 18 años, por lo que se vio forzado a abandonar su carrera deportiva.

Peyton se sintió muy mal por la situación de su hermano, y decidió canalizar todo su sentir en su forma de jugar, para que así su hermano se sintiera orgulloso. Originalmente, Peyton iba a seguir el camino de su hermano mayor y su padre, entrando a la Universidad de Ole Miss, pero al final, decidió romper la tradición familiar e irse a estudiar a Tennessee, lo cual no fue bien tomado por la afición de Ole Miss, quienes hasta lo llamaron traidor.

Al salir de la Universidad, Peyton fue elegido, durante el draft, por los Potros de Indianápolis y el resto es historia; ha roto todos los récords y ha sido el único mariscal de campo en ser campeón en dos Superbowls, con equipos diferentes.

Pero la familia Manning tenía otra sorpresa para todos los amantes del fútbol americano; Eli Manning, el hermano más pequeño, decidió seguir los pasos de su padre y sus hermanos, comenzando su propia historia como mariscal de campo. Eli, buscaba convertirse en figura, y para eso tomó la decisión de ir a la Universidad de Ole Miss en donde reivindicó el legado de su padre.

ImagenManning2

Eli fue seleccionado, en la primera ronda del draft, por los Gigantes de Nueva York, construyendo así una de las rivalidades más grandes en la NFL, ya que al igual que su hermano Peyton, ha ganado en dos ocasiones el Superbowl.

Son pocos las familias que tienen a más de un representante dentro de un deporte de alto nivel, por esta razón, los Manning han logrado establecer una gran dinastía, la cual nos ha regalado momentos inolvidables, que quedarán para la historia.

@BalonesyMujeres

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s