Árbitros, por qué hay que odiarlos.

Los árbitros son una figura de odio por naturaleza, blanco de insultos y siempre el centro de la polémica futbolística. El árbitro siempre tiene la imagen de ser malvado e injusto, al cual muchas veces se le recarga la culpa de la derrota de algún equipo. Siempre acertará en las decisiones que le favorezcan a…